Posiblemente quieras vender tu casa porque te cambias de estado o a un lugar mucho más cercano a tu trabajo. Cualquiera que sea la razón, es necesario que sepas cómo vender tu casa para que dicha tarea no se vuelva un dolor de cabeza.


En primer lugar, mantén el lugar presentable para que quienes acudan a ver el lugar se lleven la mejor impresión posible de la construcción y se animen a comprarlo. Te recomendamos inspeccionar el espacio para detectar imperfecciones y espacios que necesiten reparaciones.


Posteriormente, se honesto contigo mismo y asegúrate de que tienes la experiencia necesaria para llevar el proceso por tu cuenta. Para esto debes saber el valor real del inmueble, conocer la documentación necesaria y tenerla al corriente, los pagos de impuesto que debes hacer y la publicidad que usarás.


Si no te sientes preparado, tienes la opción de acudir con una agencia inmobiliaria donde podrás encontrar asesoría sobre cómo se comporta el mercado y en los aspectos legales.


Esta opción también es ideal si no tienes tiempo de llevar tú mismo el proceso, ya que pueden servir de intermediaria entre los interesados y los dueños.


Si quieres vender tu casa, acércate a GLM Arquitectura donde podremos ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites para concretar la venta.